Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado.


Benjamin Franklin

Benjamin Franklin