En un mundo feo y desdichado el hombre más rico no puede comprar nada más que fealdad y desdicha.


George Bernard Shaw

George Bernard Shaw