El mundo llama inmorales a los libros que le explican su propia vergüenza.


Oscar Wilde

Oscar Wilde