¿Por qué nos alegramos en las bodas y lloramos en los funerales? Porque no somos la persona involucrada.


Mark Twain

Mark Twain