En un evento deportivo, no se trata de ganar o de perder, si no de cuánto te puedes emborrachar.


Homero Simpson