Es peligroso todo aquel que no tiene nada que perder.


Johann Wolfgang von Goethe

Johann Wolfgang von Goethe