Si el ojo fuera un animal, la vista sería su alma.


Aristóteles

Aristóteles