La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas.


Mark Twain

Mark Twain