Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.


Pitágoras