El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.


Johann Wolfgang von Goethe

Johann Wolfgang von Goethe