El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.


Aristóteles

Aristóteles