Permitidme que diga, aun a riesgo de parecer ridículo, que el verdadero revolucionario se guía por grandes sentimientos de amor.


Ernesto Che Guevara

Ernesto Che Guevara