Una pantalla grande sólo hace el doble de mala a una mala película.


Samuel Goldwyn