El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expone.


Oscar Wilde

Oscar Wilde