Un hombre instruído es un hombre que mata el tiempo estudiando.


George Bernard Shaw

George Bernard Shaw