El cielo cura y el médico cobra los honorarios.


Benjamin Franklin

Benjamin Franklin