Cualquier hombre puede llegar a ser feliz con una mujer, con tal de que no la ame.


Oscar Wilde