La vida es una aplastante derrota tras otra, hasta que acabas deseando que se muera Flanders.


Homero Simpson