Para hacer la guerra hacen falta tres cosas: dinero, dinero y dinero.


Napoleón