Voltaire
Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.


Voltaire